bouquet
corazon_arroz

Claveles & clavelinas

 

Depositphotos_2750724_m

Los claveles tienen sus fanáticos, pero también sus detractores, que losencuentran demasiado comunes. Esta crítica no es nueva: ya en 1820, en Inglaterra, los claveles fueron considerados tan “populares” que su cultivo fue decreciendo en una sociedad ávida de especies nuevas y de desafíos jardineros. En otros países europeos, en cambio, siempre se mantuvieron vigentes, con sus corolas onduladas como polleras españolas.

Quien se dé una vuelta por un puesto de flores vera que se han puesto al día, al lado de unos pocos robustos -más robustos que nunca- claveles (Dianthus caryophillus), predominan unos chiquitos y multicolores que en la jerga de los cultivadores se llaman miniclaveles.

Los claveles son típicas plantas en macetas de patios y balcones soleados, y crecen a gusto en tierra alcalina antes que acida. Desde siempre, su follaje verde grisáceo y sus flores han disculpado el porte desmañado de las plantas, que se vuelcan si no tienen tutor. Pero los obtentores se han ocupado de crear nuevas variedades compactas, y también han conseguido, por mutaciones, flores con un sinnúmero de colores y combinaciones de tonos nuevos.

Un caso aparte son los claveles azules- en realidad aun bastantes violáceos- de origen transgénico, donde las autóctonas petunias aportan un gen que produce tal color. Son todavía muy raros, y se cultivan esencialmente en Colombia, un gran centro de producción de la floricultura mundial.

Las clavelinas tienen  flores que no sobrepasan unos pocos centímetros de diámetro, y en general, sus corolas son chatas, las plantas tienen en la mayoría de los casos forma de almohadoncito. Están las clavelinas del poeta o macetillas (dianthus babatus), un ramo abigarrado con aire antiguo en cada inflorescencia y las clavelinas comunes (dianthus deltoides y dianthus chinensis), más lánguidas y con el carisma de las flores silvestres. Son buenas plantas de jardín, y han vuelto a los canteros con entusiasmo absolutamente renovados, también son muy valoradas sus flores para hacer arreglos.

 

Posted in Sin categoría

Deja un comentario